Hoy es Historia: En el nombre de Dios

Ana Portnoy

El Norte, Monterrey N.L., a 27  de noviembre 2015. Sección Vida, edición virtual <http://www.elnorte.com/aplicaciones/editoriales/editorial.aspx?id=76668> 

Durante siglos el fanatismo religioso ha generado una violencia difícil de entender cuando se lleva a cabo en nombre de un Dios de paz y amor que es concebido creador de todos los hombres a su imagen y semejanza. Aduciendo que sus creencias son superiores a las de sus congéneres los fanáticos justifican guerras, asesinatos y masacres bajo el principio de conversión o muerte.

En Roma la intolerancia se manifestó en el siglo III en las persecuciones en contra de los fieles cristianos acusados de traición al Estado por no reconocer al emperador como un dios vivo. Torturados, arrojados a las fieras o asesinados, el calendario gregoriano recuerda a los mártires de la fe.

Sin embargo, a partir del siglo V con el cristianismo como la única religión permitida en el imperio, la intolerancia se volcó contra las Iglesias que divergían del canon oficial (arrianos, nestorianos, monofisistas), combatidos no sólo en concilios y a través de la excomunión, sino también con las armas, al igual que contra los paganos que  aún rendían culto a sus antiguos dioses.

En la Edad Media los cruzados que pretendieron recuperar Tierra Santa 456 años después de la conquista islámica masacraron no solo a musulmanes y judíos, sino también a cristianos bizantinos. En ese tiempo la Inquisición persiguió, torturó y ejecutó a aquellos considerados herejes, ya fueran los valdenses o los cátaros del sur de Francia en el siglo  XII o los conversos judaizantes en España y en Hispanoamérica a partir del siglo XV. No importó que todos, victimarios y víctimas, adoraran al mismo Dios.

La Reforma y la Contrarreforma llevaron a guerras de religión en Europa en los siglos XVI y XVII. Alemania, Francia y los Países Bajos fueron escenario de masacres entre protestantes y católicos.  A su vez, en el mundo islámico la violencia caracteriza la confrontación entre sunnitas y chiitas que desconocen la legitimidad de la corriente antagónica.

Y aunque nos parezca increíble, en Myanmar existe un grupo terrorista budista, denominado 969 –por el número de atributos y enseñanzas de Buda-, que centra sus ataques en la minoría musulmana del país.

Los atentados terroristas justificados en nombre de Dios y la reacción que han provocado ya han teñido de sangre a este siglo XXI que apenas lleva 15 años.  Por los horrores que  la humanidad es capaz de cometer contra sí misma somos la especie más peligrosa del planeta

¿Es el hombre el lobo del hombre?

Anuncios

2 comentarios en “Hoy es Historia: En el nombre de Dios

  1. Como siempre, tu artículo es interesante y enriquecedor en datos históricos, algunos ya olvidados. Deseamos no regresar a la época oscura de la historia pero la memoria humana es corta y lamentablemente falla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s