Mis cursos otoño 2014

90px-Arms_of_the_Kingdom_of_France_(Moderne).svg

Una historia real: Francia y las dinastías que la gobernaron. 

Objetivo del curso: Comprender la historia de Francia como contexto para conocer las dinastías que la gobernaron. Este semestre comprenderá la dinastía Valois (1328–1589).

Lugar: Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas, David Alfaro Siqueiros 104  Torreo VAO 2 Piso 9, Valle Oriente.

Horario: Martes de 10:30 a 12.

Fecha de inicio: 19 de agosto.

Informes: Teléfono 8363-0109.

esquema comun beatos

Historia del pensamiento religioso: Los retos del siglo XVI.

Objetivo del curso: Conocer las razones y características de la Reforma religiosa así como el impacto del descubrimiento de América en el pensamiento occidental.

Lugar: Campus Eugenio Garza Sada del ITESM, Morones Prieto y Dinamarca en la Colonia del Carmen.

Horario: Miércoles de 11:30  a 13:30.

Fecha de inicio: 20 de agosto

Informes: Teléfono 8151-4282 o al correo electrónico maaguilar@itesm.mx

Unknown

Historia y cinematografía

Europa en el siglo XX: de La Segunda Guerra Mundial a la Guerra Fría.

Impartido en conjunto con el Dr. Alejandro Garza Rangel

Objetivo del curso: Conocer las causas, el desarrollo y las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial y la confrontación entre Este-Oeste a partir de 1946.

Lugar: Aula Juan XXIII, Humberto Lobo y Río Rhin en la Colonia del Valle.

Horario: Jueves de 16:30 a 18 horas.

Fecha de inicio: 21 de agosto.

Informes: Teléfono 8401-5500 o al correo electrónico info@aulajuanxxiii.com

image002

Fuentes de las imágenes:

WIKIPEDIA. House of Valois. <http://en.wikipedia.org/wiki/House_of_Valois&gt;

LETRAHERIDO. Historia de la cartografía. <http://www.letraherido.com/170203historiacartografia.htm&gt;

JULIAGL. Documental-Apocalipsis-Segunda Guerra Mundial-National Geographic (Español).<http://www.juliangl.com/apocalipsis-segunda-guerra-mundial-national-geographic-espanol/> 

Hoy es historia: Dos revoluciones

Ana Portnoy

El Norte, Monterrey, N.L., 17 de julio 2014. Sección Vida pág. 9  

¿Se imagina vivir sin iphone, ipad, ipod, icloud? ¿Sin electricidad, automóvil, avión? ¿Sin radio, tele, cine? Ahora imagínese viviendo a la intemperie o en una cueva,  siguiendo a los animales de los que se alimenta y viste, recolectando semillas y elaborando sus propios utensilios de piedra, madera o hueso. Acechado constantemente por animales salvajes.

Las transformaciones más radicales que ha vivido la humanidad han sido las revoluciones neolítica e industrial. Ninguna fue súbita o violenta, pero fueron revolucionarias por el impacto que tuvieron, desde lo económico, político y social hasta el sistema de creencias, el desarrollo tecnológico y el conocimiento que generaron. Ambas en su momento mejoraron las condiciones de vida del hombre y modificaron la naturaleza.

En el Neolítico -alrededor del décimo milenio aC.- inició la agricultura y la ganadería que aseguraron el abastecimiento de alimentos, lo que permitió el sedentarismo y el crecimiento demográfico. Pequeños poblados se convirtieron en grandes ciudades surgiendo las primeras civilizaciones. La sociedad se especializó y estratificó, inició el comercio y surgieron religiones que rindieron culto a dioses protectores de las cosechas. Durante milenios la vida cotidiana, el trabajo de la tierra, los oficios, el conocimiento del cosmos y los modelos políticos se mantuvieron tal y como se habían desarrollado en ese período.

La otra gran revolución, en la cual nosotros seguimos inmersos, es la que inició en Inglaterra a mediados del siglo XVIII con el desarrollo de la tecnología a través de la mecanización y el desarrollo del motor de combustión interna. La economía, hasta entonces rural basada en la agricultura y el comercio dio paso una nueva de carácter urbano  e industrializada que transformó todos los aspectos de la vida, desde lo cotidiano hasta la forma de gobierno y los modelos de pensamiento.

Del trabajo manual y la transportación en carretas se pasó a la fabricación industrial y el transporte en trenes, barcos y aviones que pusieron en contacto todos los confines del planeta. Surgieron nuevas clases socio-económicas, nuevas ideologías y modelos políticos y, con el avance científico, nuevos medicamentos, acceso a alimentos y medidas higiénicas que han resultado en un acelerado crecimiento demográfico: 7,200,000,000 de personas habitamos el planeta, 6 mil millones más que en 1800.

Así como la revolución neolítica duró varios milenios, la industrial lleva casi tres siglos y sus avances siguen transformándonos. El vertiginoso desarrollo de nuevas tecnologías está haciendo realidad lo que hace pocos años era ciencia-ficción y plantean, como fue con el proceso de sedentarización, grandes retos a la vida cotidiana, a las relaciones interpersonales, a los paradigmas culturales y religiosos, al contexto laboral y al ejercicio del poder. El cambio continuo es la característica de nuestro tiempo.

HOY ES HISTORIA / El balón está en el aire

 Ana Portnoy

El Norte, Monterrey N.L., 12 de junio 2014. Sección Vida , pág. 9

Desde hoy, millones de fanáticos futboleros se reunirán alrededor de la televisión vitoreando a sus equipos favoritos. Si usted, novia o esposa, no comparte esta afición, durante las transmisiones será, prácticamente, una “viuda del futbol”.

Igual que la tauromaquia, el origen del futbol es muy antiguo. En China fue ejercicio militar; en Japón, ceremonial, y el juego de pelota en Mesoamérica fue un ritual en el que el ganador tenía el honor de ser sacrificado a los dioses.

En la antigua Grecia, el episkyros se practicó con la esfaira hecha con la vejiga de un buey. Los romanos llevaron el deporte a los confines de su imperio llamando pila al balón, término del cual derivó pilotta. El fut se popularizó en Inglaterra en el siglo 8.

Se cuenta que la cabeza de un príncipe invasor fue pateada en el campo de batalla, y que en la Tercera Cruzada el rey Ricardo Corazón de León propuso al sultán Saladino decidir con un partido en qué manos quedaría Jerusalén.

Ante la violencia que el deporte generaba, en 1315 Eduardo II lo prohibió, aunque sus súbditos mantuvieron la pasión por el futbol, que llegó a convertirse en el deporte nacional inglés.

Desde el siglo 18, gobiernos y empresas promovían el futbol con fines recreativos y para prevenir ociosidad, vicios y agitación social.

En vez de reuniones en las que aflorara el consumo de alcohol, las confrontaciones, la crítica al gobierno o la organización de huelgas, participar en un partido canalizaba energía y desfogaba emociones.

Surgieron equipos fabriles, estudiantiles y representativos regionales. La práctica llegó a convertirse en una profesión, en la que hoy muchos futbolistas gozan de celebridad, perciben sueldos estratosféricos e imponen modas.

La mercadotecnia que gira alrededor del deporte, de los deportistas, sus prendas y los gustos de los fans, se traduce en ingresos multimillonarios. Se calculó que si México no iba al Mundial, la industria del futbol mexicano dejaría de percibir más de 600 millones de dólares.

La pasión futbolera no distingue razas, religión ni estatus socioeconómico. Pareciera que el prestigio local o nacional se defiende entre los pies de 11 jugadores.

Los fans han llegado a la violencia tanto si el equipo favorito gana o pierde. Pero también ha permitido treguas, como en las guerras de los Balcanes, hace 20 años, cuando los adversarios frenaron hostilidades para ver un partido.

Y en este Mundial, además de México, claro está, ¿a quién le va?

 ana@gustoporlahistoria.com

El país de las mujeres

el-pais-de-las-mujeres-9788492451944 . . Gioconda Belli Barcelona: Belacqua. 2010.

“El problema para mí no es lo que se piensa de las mujeres, sino lo que nosotras hemos aceptado pensar de nosotras mismas. Nos hemos dejado culpabilizar por ser mujeres, hemos dejado que nos convenzan de que nuestras mejores cualidades son una debilidad. Lo que tenemos que hacer es demostrar cómo esa manera de ser y actuar femenina puede cambiar no solo este país, sino el mundo entero”.

Viviana Sansón, presidenta de Faguas

¿Qué sucedería si en un país las mujeres llegaran a ejercer todos los ámbitos del poder?

¿Mejoraría la sociedad y habría mayor conciencia ciudadana?

¿Permitirían los hombres, acostumbrados a mandar y gobernar, que la presidencia, los ministerios, la policía y el ejército estuvieran en manos femeninas?

¿Que los delitos sexuales fueran castigados ejemplarmente en las plazas públicas?

¿Que la educación tenga como objetivos el contento de los docentes así como la responsabilidad compartida sobre la maternidad y las labores hogareñas?

¿ Que el objetivo del régimen sea la felicidad de los gobernados?

 El país de las mujeres,  novela de Gioconda Belli, ganó en el 2010 el premio hispanoamericano de novela “La Otra Orilla” del Grupo Editorial Norma gracias al “humorismo de su sátira política, la notable inventiva de la trama y la destreza de la autora para mantener la atención narrativa”, además de que: “en el panorama de la novela política latinoamericana ampliamente dominado por figuras masculinas, esta novela es una divertida e inesperada provocación”[1].

La historia sucede en Faguas, imaginario país latinoamericano, en el que las militantes del PIE (Partido de la Izquierda Erótica) “cansadas de pagar los platos rotos de tanto gobierno inepto, corrupto, manipulador” llegan al poder prometiendo limpiar al país, “barrerlo, lampacearlo, sacudirlo y lavarle el lodo hasta que brille en todo su esplendor” aspirando establecer una sociedad igualitaria “enriquecedora para hombres y mujeres”.

Con Viviana Sansón como presidenta, ministras y asesoras nacionales e internacionales y reemplazando los puestos habitualmente masculinos con mujeres militares y jóvenes policías, el país inicia un proceso de transformación. La teoría política de la gobernante establece que “ya hay mujeres presidentas. Eso no es novedad. Lo que no hay es un poder femenino. ¿Cuál sería la diferencia? Yo imagino un partido que proponga darle al país lo que una madre al hijo, cuidarlo como una mujer cuida su casa; un partido “maternal” que blanda las cualidades femeninas con que nos descalifican, como talentos necesarios para hacerse cargo de un país maltratado como este. En vez de tratar de demostrar que somos tan “hombres” como cualquier macho y por eso aptas para gobernar, hacer énfasis en lo femenino, eso que normalmente ocultan, como si fuera una falla, las mujeres que aspiran al poder: la sensibilidad, la emotividad. Si hay algo que necesita este país es quién lo arrulle, quién lo mime, quién lo trate bien”.

A través de diversas políticas el estado “ginocrático” pretende que los ciudadanos se conviertan en “cui-dadanos” cuya responsabilidad sea el cuidado de la Patria a través del empoderamiento de sus mujeres, el combate a la corrupción y la impunidad, el respeto a la inviolable libertad de mujeres y hombres, el fin de cualquier forma de discriminación, la transformación del lenguaje del odio y vocabulario denigrante para la mujer y la diversidad sexual, la educación igualitaria y una vida cotidiana en la que hombres y mujeres compartan el cuidado de los hijos y del hogar, del barrio y del país: es decir, encargados de “lavarlo y plancharlo”.

Los programas educativos tendrían como metas el contento de los educandos, la alfabetización obligatoria para mujeres analfabetas, talleres de “respeto y poder” para parejas víctimas de la violencia domestica y la carrera universitaria de Maternidad para hombres y mujeres.

De esta manera se alcanzaría el objetivo gubernamental del felicismo, “la felicidad per cápita como eje del desarrollo. Medir la prosperidad no en plata sino en cuánto más tiempo, cuánto más cómoda, segura y feliz vive la gente”. Alcanzando la felicidad, hombres y mujeres en plena libertad pueden “escoger y tener la oportunidad de utilizar la máximo sus capacidades innatas y adquiridas en beneficio propio y de la sociedad”.

 Por supuesto que no todos los hombres estarán dispuestos a ceder sus cotos de poder y buscarán la manera de deshacerse de las mujeres gobernantes y el nuevo estilo de hacer política.

 Y aunque sea una obra de ficción, El país de las mujeres es un buen ejercicio de la imaginación. ¿Qué tal que fuera posible?

 


[1] Carlos F. Chamorro. La ultima novela premiada de Gioconda Belli, El país de las mujeres. En  ElNuevoDiario.com.ni [19 de septiembre de 2010] <http://www.elnuevodiario.com.ni/especiales/83776>

Breve reseña de las óperas de la temporada 2014-2015 de “En vivo desde el Met”

NFBB_LiveinHD_1415

Fernando Treviño Lozano*

Mayo de 2014

MACBETH DE GIUSEPPE VERDI. OCTUBRE 11 DE 2014.

Comienza el Metrpolitan Opera de Nueva York su temporada 2014-2015, rindiendo un justo homenaje a William Shakespeare en el 450 aniversario de su natalicio.

Aunque muchos son los compositores que han encontrado inspiración en este inmortal poeta y dramaturgo, ninguno lo ha hecho con la maestría con la que Giuseppe Verdi realizó sus tres óperas Shakesperianas: Macbeth, Othello y Falstaff. Las dos últimas, constituyen el par de obras con las que Verdi cerró su producción de obras para la escena; mientras que la primera, Macbeth, corresponde a los años finales de su producción temprana. Verdi tenía sólo treintaicuatro años cuando estrenó esta obra maestra en la que ya se visualizaban las nuevas ideas que resonaban en la mente del músico, principalmente el hecho de ir paulatinamente retirándose del belcanto para entrar en una era en la que la agilidad y colorido vocal, dieran paso a la emotividad y a una forma de interpretación más cercana al canto declamado, aunque ello no impediría a Verdi la creación de bellas y motivas melodías.

Verdi tomó la acertada decisión de que el libreto estuviere lo más apegado posible a la trama original. El efecto es que el centro de los personajes es la malvada Lady Macbeth, quien cegada por la ambición, conspira con su esposo, un general (Macbeth), para asesinar al Rey y así subir ambos al trono de Escocia. La inclusión de tres brujas pitonisas, quienes atormentan al débil Macbeth por el regicidio, la debilidad emocional del general y la desmedida ambición de Lady Macbeth, son los ingredientes perfectos para llevar la ópera a una dramática conclusión.

LAS BODAS DE FÍGARO DE WOLFGANG AMADEUS MOZART. OCTUBRE 18 DE 2014.

La fuente de inspiración para el argumento de esta magnífica ópera cómica, fue la segunda obra teatral de la trilogía del genial dramaturgo francés Pierre-Augustin Caron deBeaumarchais, misma que también incluye El Barbero de Sevilla (llevada al mundo de la ópera años después por Rossini y Paisiello), y La Madre Culpable.

Asimismo, representó la primera de tres colaboraciones entre Mozart y el escritor Lorenzo de Ponte, quien fungió como libretista. Estrenada un Viena en 1786, alcanzó un éxito y popularidad inmediatos, al grado que según consta en una carta que el compositor envió a su padre, “¡…la gente silba las melodías de la ópera en las calles de Praga!” cuando él paseaba por las calles de la ciudad, durante un viaje que realizó a esa ciudad.

El argumento nos narra la historia del Conde de Almaviva quien, a pesar de ser casado, no dejaba de tratar de seducir a integrantes femeninos de su servidumbre, entre los que se encontraba Susana, prometida en casamiento a Fígaro. Por su parte, el page Cherubino, un jovencito enamorado de la Condesa de Almaviva, no cesaba de hacer de las suyas para conquistarla. La cantidad de situaciones cómicas, enredos provocados por identidades confundidas, combinadas con tiernos momentos amorosos y nostálgicos, mantiene la atención del espectador durante la totalidad de la obra. Además, Mozart vertió en cada aria, en cada escena, en cada ensamble, música maravillosa y difícil de olvidar. Desde la chispeante Obertura, pasando por conocidos número individuales de los diversos personajes, hasta el septeto que cierra el Acto Segundo, el dúo de la carta del Acto Tercero y el festivo final, no cesan las maravillosas melodías de asombrar a quienes las escuchen. No en vano, esta obra es considerada una de las tres más grandes comedias en la historia de la ópera.

CARMEN DE GEORGES BIZET. NOVIEMBRE 1° DE 2014.

Mucho se ha dicho que la muerte de Bizet, ocurrida tan sólo unos meses después del sonado fracaso que fue el estreno de esta ópera en 1875, fue precipitada por este hecho. El compositor sentía, sabía que había puesto lo más granado de su inspiración en cada nota de la partitura; pero factores como el hecho de que el argumento se desarrolla en España (siendo Carmen una ópera francesa), la falta de refinamiento de los personajes y otros factores totalmente extra-musicales, contribuyeron a esta triste situación. Bizet murió pues, sin recibir el reconocimiento por haber compuesto una de las óperas más queridas y populares de la historia, una triste realidad que desafortunadamente ocurre muy frecuentemente en el mundo del Arte.

Carmen, quien labora en una fábrica de cigarros, es un personaje maravillosamente delineado en la música inspirada en un libreto de Melihac y Halévy, basado a su vez en una novela de Próspero Merimée. Esta clásica “mujer fatal” ejerce un embrujo irresistible sobre Don José, un soldado estacionado en Sevilla. La fuerte personalidad de Carmen, contrasta con la ternura de Micaela quien a su vez, está enamorada del militar. Es impresionante ver cómo la vida de Don José es destrozada por el amor que le inspira la cigarrera, quien después de seducirlo, lo abandona por el torero Escamillo. La desesperación del soldado al verse hecho a un lado, lo lleva a asesinar a Carmen quien tras una vida tan disipada, llama ella misma a su trágico destino. La partitura musical es de una factura tan perfecta que ha hecho que sea universalmente conocida. Si no es la Habanera, es la Canción Bohemia, el Aria de la Flor, la Marcha de los Toreadores y otros muchos momentos inolvidables los que nos llevan a pensar que no hay quien sea ajeno a al menos un momento musical de esta monumental piedra angular del arte lírico.

LA MUERTE DE KLINGHOFFER DE JOHN ADAMS. NOVIEMBRE 15 DE 2014.

Una vez más, tras la creación de Nixon en China en la década de los ochenta, John Adams y el productor Peter Sellars se embarcan en la creación de una ópera basada en hechos reales de naturaleza histórico-políticos.

Fue estrenada el 19 de marzo de 1991 en el Teatro Real de la Moneda en Bruselas por la Orquesta de la Ópera de Lyon y el coro dela Ópera de Londres bajo la dirección de Kent Nagano. La ópera se basa en el secuestro del crucero Achille Lauro por el Frente de Liberación de Palestina en 1985, y el posterior asesinato del pasajero judeo-estadounidense León Klinghoffer.

La obra ha suscitado a través del tiempo, considerables críticas, más que todo por el argumento. Algunos la han tachado de anti-semítica; mientras que las hijas de Klinghoffer quienes asistieron al estreno de manera incógnita, declararon que el argumento no se apegaba a la realidad de los hechos.

La música es a todas luces minimalista, al estilo de Philipp Glass y Steve Reich, quienes junto con Adams constituyen el triunvirato que popularizó este estilo musical. Toda una experiencia de lo que está sucediendo con la ópera en años recientes.

LOS MAESTROS CANTORES DE NÜRENMBERG DE RICHARD WAGNER. DICIEMBRE 13 DE 2014.

 Esta obra, ocupa un lugar muy especial en la producción wagneriana. En primer término, es la única comedia de sus obras maduras y en segundo constituye, junto con Rienzi, las únicas obras que tienen lugar en un lugar y época precisos, en lugar de las grandes óperas basadas en tiempos mitológicos o inmemoriales.

Los trovadores de la Edad Media habían ya desaparecido y es pues durante el Renacimiento, era en la que se desarrolla la trama, que nacen grupos de cantores que iban escalando puestos en la sociedad musical, dependiendo de sus estudios y habilidades.

Uno de los personajes centrales, Hans Sachs, fue de hecho un personaje histórico que ejerció gran influencia dentro de estas asociaciones de maestros cantores.

A través de un concurso de canto, se enfrentan dos escuelas: la liberal que preconizaba la visión del futuro y el dar la bienvenida a los avances que acontecían, contra la conservadora que ponderaba el resguardo de los valores del pasado.

Aunque Wagner comenzó a trabajar en esta obra en 1845, no fue sino hasta veintidós años después, en 1867 que la concluyó. Pero su factura es tan fina que llevó al gran político y músico Ignaz Jean Padrewsky a decir que Los Maestros Cantores era “el producto más perfecto de la actividad humana en cualquier campo”.

 LA VIUDA ALEGRE DE FRANZ LEHAR. ENERO 17 DE 2015.

El Metropolitan Opera nos presenta ahora una faceta en la que preserva y promueve obras de llamado género ligero: La Opereta. Esta forma del arte lírico, está constituido por obras con argumentos alegres y entretenidos, en las que las arias, dúos, ensambles y coros, están unidos por diálogo hablado para el desarrollo de la historia, a la manera del Singspiel alemán. En el repertorio de las grandes casas de ópera del mundo existen obras favoritas del público como El Murciélago, El Barón Gitano, El Conde de Luxemburgo, Orfeo en los Infiernos y desde luego, La Viuda Alegre.

La obra fue estrenada con gran éxito en 1905 y cuenta la historia de Hanna, una codiciada viuda del mítico país de Ponteverde, cuyos depósitos bancarios constituyen prácticamente la totalidad de las reservas monetarias de la nación. Un gran temor cunde en la población y en la clase política del país de que Hanna contraiga matrimonio con un extranjero y al transferir su fortuna fuera de Ponteverde, deje al país en quiebra. La opereta tiene, desde luego, un final feliz, no sin antes deleitarnos con maravillosas melodías, una escena en el legendario restaurante Maxim´s de París y de dejarnos prendados de la obra a través de su exquisito y bien conocido vals.

LOS CUENTOS DE HOFFMANN DE JACQUES OFFENBACH. ENERO 31 DE 2015.

 Ópera fantástica en tres actos, un prólogo y un epílogo, cuyo personaje central, el cuentista, abogado, crítico literario y caricaturista Ernst Theodore Amadeus Hoffmann, es un personaje de la vida real que ejerció considerable influencia en el movimiento romántico alemán del Siglo XIX. Sin embargo, los tres actos están basados en cuentos escritos por él El Hombre de Aserrín, Aventura de Año Nuevo y El Concejal Crespel. Cada uno de esos actos está dedicado a narrar la historia de tres mujeres de quienes supuestamente Hoffmann estuvo enamorado: Olympia, Stella y Antonia, así como el trágico final de cada uno de esos amores. Cada una de ellas es un personaje tan distinto, tanto en su aspecto humano como en el tipo de voz que se necesita para interpretarlo, que frecuentemente son tres sopranos distintas quienes representan a cada una de ellas; aunque la historia de la ópera nos ha dejado testimonios de honrosas excepciones.

Aunque Offenbach dejó un legado considerable de óperas y operetas muy exitosas, Los Cuentos de Hoffman se considera, sin lugar a dudas, su obra maestra en este género.

La partitura contiene algunas de las páginas más inspiradas de su autor. Él estaba consciente de esto, pero el destino le arrebató la existencia unos meses antes de su estreno, por lo que no pudo disfrutar en vida del éxito de esta obra que lo coloca entre los inmortales.

IOLANTA DE PIOTR ILICH TCHAIKOVSKY/ EL CASTILLO DE BARBAZUL DE BELA BARTOK (FUNCIÓN DOBLE). FEBRERO 14 DE 2015.

 Compuesta entre 1891 y 1892, mas estrenada en este último año, Iolanta o Yolanda es una ópera en un acto compuesta por Tchaikovsky basándose en un libreto de su hermano Modesto. El éxito alcanzado por dos óperas anteriores, La Dama de Espadas y La Hechicera hizo que el músico pasara por uno de tantos períodos de duda sobre el agotamiento de su creatividad. Comenzó a componer el dúo de la última de sus tres escenas y así fue procediendo. En su estreno fue muy exitosa, mas con el tiempo fue injustamente cayendo en el olvido.

El argumento gira alrededor de una ciega de nacimiento, quien ocultaba su mal, pero ansiaba ver la luz y los colores. Finalmente es a través del amor que Iolanta logra recuperar la vista y vivir feliz al lado de quien con su cariño, logró que pudiera ver.

El Castillo de Barbazul es una ópera en un acto basada en el popular cuento de Charles Perrault. Su ejecución requiere de una gigantesca orquesta de más de cien músicos, pero solo aparecen dos personajes: el propio Barbazul y Judith. Por ello, frecuentemente se interpreta en sesiones de concierto, es decir, no representadas. El Metropolitan Opera se anota un acierto más al permitirnos disfrutar de esta obra tal y como la concibió su autor en 1911, aunque su estreno tuvo lugar hasta 1918.

LA DONNA DEL LAGO DE GIOACHINO ANTONIO ROSSINI. MARZO 14 DE 2015.

 Esta ópera, misma que ha ido y venido de los escenarios desde su estreno en 1819, es la séptima de nueve obras que Rossini escribió para el prestigiado Teatro San Carlo de Nápoles entre 1815 y 1819. Tan es así, que el Metropolitan Opera la presenta por primera vez en su historia.

Precisamente en 1819, Rossini había tenido que salir apresuradamente de su natal Pesaro, sin proyectos concretos para el futuro inmediato. Fue entonces cuando se cruzó en su camino una traducción francesa del poema de ese nombre de Sir Walter Scott. Rossini, con su conocida capacidad para componer obras rápidamente, se puso a trabajar en ella, constituyendo la primera ópera basada en argumentos escoceses de Scott. Como dato curioso se puede mencionar que 20 años más tarde, alrededor de veinticinco óperas italianas estarían basadas en historias de él, incluyendo la celebérrima Lucia di Lamermoor.

El argumento cuenta la historia de una dama que haciendo uso de su ingenio y de favorables circunstancias llega a salvar la vida de su padre y del hombre que amaba.

Se dice que la noche del estreno, el público estaba dividido entre quienes celebraban la obra y quienes la condenaban. Pero al cantar la heroína el rondó final, la aceptación fue generalizada.

Vale la pena mencionar que ese papel protagónico en dicha premier, fue cantado por Isabella Colbran, quien más tarde se convertiría en la esposa de compositor.

CAVALLERIA RUSTICANA DE PIETRO MASCAGNI/PAYASOS DE RUGIERO LEONCAVALLO (FUNCIÓN DOBLE).

 Estas dos obras, muy frecuentemente presentadas juntas, tuvieron cada una su historia peculiar de gestación.

Pietro Mascagni era un pobre maestro de música viviendo literalmente de un plato de macarrones al día. Su situación económica había empeorado al contraer matrimonio; mas sería precisamente su esposa quien cambaría el destino del malogrado compositor.

Resulta que en 1889, un publicador de música de apellido Sonsogno, convocó a un concurso para óperas en un acto. Mascagni se entusiasmó y se puso a trabajar sobre un libreto de Giovanni Tangioni-Tonzetti, pero su poca fe en sí mismo lo llevó a descartar el proyecto aún después de haberlo concluido. Mas su esposa, quien tenía amplia confianza en el talento de su cónyuge, secretamente envió la partitura al concurso. La ópera ganó y al estrenarse en 1890, el público recibió la inspirada y apasionada música con tal entusiasmo que en poco tiempo, la fama de Mascagni remontó las fronteras de Italia. Es más, el Rey concedió al músico la prestigiosa Orden de la Corona, un logro que el mismo Verdi recibió ya en años avanzados de su vida.

La historia, llena de contrastantes escenas que van desde una procesión religiosa hasta un duelo a muerte, es matizada con música espléndida de un maestría tal que la hacen francamente imposible de pasar desapercibida.

Por su parte, Payasos fue compuesta por Leoncavallo tras varios intentos de llevar obras suyas a la escena. Tratando de imitar la ya entonces famosa Cavelleria Rusticana, pone toda su inspiración en una ópera corta, en la vena verista de la ópera de Mascagni. Para ello, concibe una obra dentro de otra obra, explorando un triángulo amoroso que se da en un ambiente circense y que culmina con uno de los personajes asesinando a su esposa. La conocidísima aria Vesti La Giuba, que habla patéticamente de cómo un payaso debe hacer reír a su audiencia, aunque su corazón esté destrozado, ha conmovido a incontables públicos desde su estreno en 1892. Las palabras finales de la ópera: la commedia e finita, se dice que fueron pronunciadas por Beethoven en los últimos momentos de su vida.

* Agradezco al Dr. Fernando Treviño Lozano su gentileza al permitirme publicar este texto en Gusto por la historia.

Hoy es historia/ Por escrito

Ana Portnoy

El Norte, Monterrey, N.L., martes 13 de mayo 2014. Sección Vida  pág. 11.

La historia de la humanidad tiene un antes y un después del inicio de la escritura.

Prehistoria es el tiempo desde la aparición del homo sapiens hasta que surgieron los primeros registros grabados en piedra, pintados en cortezas de árbol o pieles de animales o inscritos con cuñas en tablillas de barro y que lentamente condujeron al desarrollo de distintos alfabetos o sistemas de grafía.

A partir de ese momento inició la historia.

¿Por qué surgió la necesidad de registrar y preservar información?

Para el hombre primitivo, la sobrevivencia en un medio hostil implicó la necesidad de compartir conocimientos. Cómo cazar, qué recolectar, cómo hacer herramientas y de qué forma agradar a las fuerzas de la naturaleza se transmitían oralmente de generación en generación.

Alrededor del décimo milenio inició la vida sedentaria surgiendo sociedades estratificadas en las que los conocimientos se incrementaron.

Los primeros textos datan del tercer milenio a.C. y tratan sobre cuántos productos se almacenaban y cuántos se entregaban como tributo al Estado. Después empezaron a registrarse acontecimientos trascendentes: guerras y triunfos militares, logros de los gobernantes, ritos y plegarias a los dioses.

En el segundo milenio ya se escribieron códigos que reglamentaron la vida en sociedad, relatos mitológicos, tratados médicos y observaciones astronómicas.

Por la escritura podemos conocer las cosmovisiones de las antiguas civilizaciones y sus avances científicos, su literatura y sus relaciones con otros pueblos.

Testimonios de tiempos pasados quedan desde los petroglifos hasta las obras literarias clásicas.

Con la imprenta a partir del siglo 15, la reproducción de textos e imágenes se popularizó y abarató. Los libros estuvieron al alcance de un gran número de lectores y las noticias empezaron a publicarse en diarios.

Desde hace 20 años, la revolución digital ha democratizado el acceso a la información en tiempo real.

Sin embargo, la palabra escrita, inclusive en la red, también ha sido combatida.

El fanatismo religioso destruyó la Biblioteca de Alejandría y los acervos mayas, y la difusión de ideas liberales y avances científicos fue condenada a través de índices de libros prohibidos.

En nuestra época, regímenes autoritarios han censurado y restringido textos, hoy también a los medios electrónicos, considerados peligrosos por sus posibilidades de reflexión y crítica, y de revolución, como sucedió en la Primavera Árabe.

ana@gustoporlahistoria.com

 

La guerra civil española, 1936-1939.

Capítulo 1. El preludio de la tragedia (1931-1936).

Capítulo 2. Revolución y contrarrevolución.

Capítulo 3. La guerra de los idealistas.

Capítulo 4. Franco y los nacionalistas.

Capítulo 5. Cara y cruz de la revolución.

Capítulo 6. Victoria y derrota.

Fuente: andresbellera. La guerra civil española. En Youtube: <https://www.youtube.com/watch?v=ijL4wY3riN0&gt;

La maleta mexicana. Las fotografías que documentan la Guerra Civil Española.