Archivo de la categoría: Libros recomendados

El hombre que amaba los perros.

Unknown

.

Leonardo Padura.

Barcelona: Tusquets

2009.

Novela histórica que parte de un excelente trabajo de investigación y permite conocer de qué manera se fraguó el asesinato de León Trotski en la ciudad de México en agosto de 1940.

Leonardo Padura, el reconocido escritor cubano que cobró fama internacional con sus novelas policíacas, en este trabajo mantiene el suspenso policíaco pero arraigado en un hecho histórico en el que los hilos asesinos manejados por Stalin llegaron al tranquilo barrio de Coyoacán en la ciudad de México. Apegado a los hechos, desmenuzando la personalidad y circunstancias de la víctima y su asesino, esclareciendo los porqués de la persecución antitrotskista, el lector se adentra en esta historia hábilmente estructurada y narrada en más de setecientas páginas casi olvidando que algunos personajes, diálogos y reflexiones son ficción.

Iniciando el relato en la Habana contemporánea conocemos a Iván, amagado por una vida llena de frustraciones, quien cuenta cómo conoció al extranjero Jaime López, que, sospechamos en conforme se avanza la lectura, es en realidad Ramón Mercader el asesino de Trotski. Ganándose su confianza, Iván recibirá como herencia de ese hombre que amaba a los perros una truculenta historia de conspiraciones cuyos escenarios van del exilio del Trotski en Alma Atá a la España convulsionada por la guerra civil, así como a la URSS tras la muerte de Stalin.

La obra sigue la vida cotidiana e intelectual de estos hombres, así como del entorno que les rodeó, dilucidando sus  ideales y sus desilusiones a través de una historia en la que los personajes reales y los ficcionales permiten comprender tanto la guerra fraticida que desgarró a España como el proceso por el cual Josef Stalin estableció un gobierno totalitario en la Unión Soviética persiguiendo y eliminando a los líderes bolcheviques y aterrorizando a la población del país para  afianzar su poder.

Los tres personajes principales, Iván, Ramón Mercader y León Trotski, comparten su amor por los perros, pero también su desilusión a los grandes ideales por los que estuvieron dispuestos a vivir, luchar y morir. La Cuba de Iván muestra el cansancio por un régimen que ha empobrecido a la población, sujeto a una vigilancia y una burocracia en la que la expectativa por la nueva sociedad ha sido sustituida por la resignación en “un país oscuro, paralizado y en vías de derrumbe” donde el objetivo diario es la sobrevivencia. Mercader, el joven combatiente comunista reclutado como agente para ganarse la confianza de Trotski y ejecutarlo, llegará finalmente a Moscú en los años 1950, desilusionado por el estalinismo y por la convicción de haber sido un títere para cobrar una venganza ajena. Y Trotski, el intelectual que organizó los soviets y el ejército rojo, el comunismo de guerra y el triunfo en la guerra civil, enemigo del zar rojo por la confianza y la cercanía que tuvo con Lenin, será traicionado por sus amigos y abandonado por sus seguidores, desilusionado por el cariz del régimen soviético que él ayudó a construir pues, a nombre del socialismo y de una sociedad para el Hombre Nuevo, se llevaron a cabo traiciones, represiones y genocidios.

El autor, como lo anota al final de la novela, quiso “utilizar la historia del asesinato de Trotski para reflexionar sobre la perversión de la gran utopía del siglo XX, ese proceso en el que muchos invirtieron sus esperanzas y tantos hemos perdido sueños, años y hasta sangre y vida”.

Nota: Desaparecidas desde 1939, en 2007 se encontraron en México tres cajas con cerca de 4,500 negativos de los corresponsables de la guerra civil española Frank Capa, Gerda Taro y David Seymour “Chim”, colección a la que se denominó “La maleta mexicana”. La exposición “El pasado revelado“en el Antiguo Colegio de San Ildefonso en la ciudad de México los mostrará hasta el 2 de marzo 2014.

Invisible de Paul Auster

UnknownEditorial Anagrama. 2009

Treceava novela del reconocido escritor norteamericano, está considerada como una de sus mejores obras. Y si bien es una obra de ficción, las reflexiones a que obliga nos hacen plantearnos  cómo establecemos qué es verdad y qué no.

Dividida en cuatro partes –las cuatro estaciones- y contada a través de distintos narradores la novela es la historia de Adam Walker, nacido el mismo año que el autor y brillante estudiante de la afamada Universidad de Columbia en Nueva York, su misma alma mater, quien aspira, cómo Auster, a dedicarse a la literatura.

Sin embargo, la obra no es una autobiográfica,  más bien la narración se va convirtiendo en un acertijo, puesto que de la trama hay distintos testimonios que coinciden pero que también se confrontan a través de distintas personas narrativas.

Dividida en cuatro partes –las cuatro estaciones-, la historia inicia en 1967 cuando Walker conoce a Rudolf Born, el controversial profesor visitante que está dispuesto a financiar una revista literaria que el joven dirigirá y su guapa novia Margot. El triángulo amoroso y el asesinato de  un joven que intenta asaltarlos trastocará la vida de Adam y la relación con Born.

La segunda parte describe el verano de ese año, cuando el protagonista comparte un departamento en Nueva York con su hermana, recordando juntos su infancia y la tragedia que los une, experimentando juntos el despertar de su sexualidad.

La tercera parte sucede más de 30 años después, cuando Walker, gravemente enfermo y sin haber alcanzado las glorias literarias a las que aspiró en su juventud, envía un manuscrito autobiográfico a James Freeman un antiguo compañero universitario, quien ya es un exitoso escritor para que lo publique como una novela cuyo título sería “1967”, el año definitorio. Habiendo concertado una reunión, finalmente Walker muere antes de que ésta pueda concretarse.

En la última parte de la novela, Freeman indaga sobre el manuscrito y trata de establecer la veracidad del testimonio, buscando a los personajes del pasado de Walker para corroborar la perturbadora historia

Pero ¿sucedieron en realidad los hechos que Walker cuenta? Cuando el autor indaga sobre la relación incestuosa que Walker afirma haber tenido, confronta la veracidad del testimonio. Y si tiene dudas sobre ésta ¿cuánto de lo que se cuenta sucedió en realidad y cuánto es imaginario?  ¿Sucedieron en realidad todos los hechos?

 Estos planteamientos van más allá del ámbito literario. Con la posmodernidad, los estudios subalternos, la acepción que los testimonios parten del lugar y de la mirada específica del observador, se acabó la noción de La historia como una construcción totalizadora que permitía una sola interpretación de los acontecimientos válida para todos. Y hoy también queda claro que en los testimonios de protagonistas y testigos presenciales la memoria puede jugar con la veracidad, especialmente con el transcurrir del tiempo ¿Cuánto de la experiencia personal, de la distancia del hecho, del lugar social, del sistema de valores inciden en la manera como recordamos el pasado? ¿Cómo se puede sustentar verazmente un acontecimiento?

En una entrevista Paul Auster declaró: “La verdad es una de las cosas más frágiles del mundo, no sabemos qué sucede realmente. Incluso nuestra propia memoria se destruye mientras trabaja nuestra experiencia. Y descubrimos más cosas conforme nos hacemos mayores. Si yo fallo, si me equivoco al recordar cosas, y es mi propia vida, ¡imagínate cómo son las consideraciones que hace la gente! Es fascinante. La memoria juega con nosotros¿dondé está la verdad? Este es el libro de lo invisible. Tal vez la verdad es invisible[1].

Por supuesto, en el ámbito de la novelística el autor puede dejarnos abiertas las posibilidades de resolución de la trama, inclusive, mantener las dudas y las incógnitas y quedará en el lector llegar a una conclusión. En la narración histórica es necesario corroborar la veracidad de las fuentes para que el texto no se convierta en una obra de ficción.

Imagen

Conversación en torno a la obra de Ricardo Elizondo Elizondo en la XXIII Feria Internacional del Libro, Monterrey

invita

Seminario sobre la obra de Ricardo Elizondo

 

 

seminario Ricardo Elizondo

Imagen

Club de lectura en el Museo de Historia Mexicana

invitacion_club-lectura-2013

Algunos textos sobre la historia criptojudía

Alberro, Solange. Inquisición y Sociedad en México 1571-1700,  México: Fondo de Cultura Económica.`1998.

 Alessio Robles, Vito. Bosquejos históricos. México: Polis. 1938

Antín, F.Vida y muerte de la Inquisición en México (1a Ed.) México: Editorial Posada. 1973.

Bel Bravo,, María Antonia. Sefarad. Los judíos de España. Madrid: Sílex, 2001.

__________________. Los judíos de España.   A modo de conclusión.  2001   http://www.sefarad.f2s.com/textos/conclusion.htm <http://www.sefarad.f2s.com/textos/conclusion.htm&gt;

Ben-Sasson, , H. H. Historia del pueblo judío, Tomo 2. Madrid, Alianza Editorial. 1991,

 Bonnín, Pere. Sangre judía. Españoles de ascendencia hebrea y antisemitismo cristiano.Barcelona: Flor del viento. 1998.

Fletcher, Richard. Moorish Spain. Berkeley, University of California Press, United States, 1993.

 Gitlitz, David. “Nexos entre los Criptojudíos Coloniales y Contemporáneos” Revista de Humanidades: Tecnológico de Monterrey, No. 5, 1998.

Gojman de Backal, Alicia.  Conversos en la Nueva España, su idealismo y perseverancia. México: UNAM. 1976.

 GONZÁLEZ, Salinero Raúl. El antijudaísmo cristiano occidental. Madrid. Editorial Trotta, S.A, 2000.

 Greenleaf, Richard E. La Inqusición en Nueva España, siglo XVI. México: Fondo de Cultura Económica.1995.

Halevy, Schulamit  (1996). “Manifestations of Crypto-Judaism in the American Southwest” (Jewish Folklore & Ethnology Review 1996). <http://www.cs.huji.ac.il/~schalevy/sch/anusim.html > [2002, 12, 03]. Ella tiene la página electrónica: anusim.com en donde ha publicado varios de sus textos sobre el tema.

Lewin, Boleslao La inquisición en México. México: Editorial Jose M. Cajica JR. S. A. 1967.

Liebmann, Seymour.Los judíos en México y América Central  (Fe, llamas e Inquisición). México: Siglo Veintiuno Editores S.A. 1971.

______________.  The Enlightened. The writings of Luis de Carvajal, el Mozo. Coral Gables: University of Miami Press. 1967.

______________. The Great Auto de Fe of 1649. Kansas: Coronado Press. 1974.

Liebman Jacobs, Janet. Hidden Heritage. The legacy of the Crypto-Jews. Berkeley: University of California Press. 2002.

Muñiz-Huberman, Angelina. La Lengua Florida. México, D.F., Editorial Fondo de Cultura Económica, 1997.

Raphael, David T. The Conquistadores and Crypto-Jews of Monterrey. California: Carmi House. 2001.

 Santos, Richard G. Silent Heritage. The Sephardim and the colonization fo the Spanish North American frontier. 1492-1600. San Antonio, Texas: New Separad Press. 2000.

Synan,  Edward. A. Los Papas y los Judíos en la Edad Media. New York., Editorial Macmillan, Estados Unidos, 1965.

Toro, Alfonso. La familia Carvajal (1a. Ed.) México: Patria. 1977.

 Toro, Alfonso. Los Judíos en la Nueva España . México: Archivo General de la Nación y Fondo de Cultura Económica. 1982.

 Turberville,  A. S. La inquisición española. México D.F., Editorial Fondo de Cultura Económica, quinta reimpresión, México, 1971.

Uchmany, Eva Alexandra. La vida entre el judaísmo y el cristianismo en la Nueva España, 1580-1606. México: Archivo General de la Nación y Fondo de Cultura Económica. 1992.

 

La hija del tiempo

UnknownJosephine Tey.

Barcelona: Serie Negra de RBA.2012

La verdad, se dice, es hija del tiempo.

Hace unas semanas, en las excavaciones en un estacionamiento en la ciudad de Leicester en Inglaterra, se encontraron los restos del último rey de la dinastía Plantagenet, Ricardo III (1483-85), acusado de haber asesinado a sus jóvenes sobrinos, hijos de su difunto hermano el rey Eduardo IV y considerado el mayor el legítimo heredero del trono.  William Shakespeare, contemporáneo a la reina Elizabeth I, en 1592 llevó el crimen al escenario teatral,  y por ello esa truculenta historia, una más de los testimonios de violencia en las sucesiones reales, llega hasta nuestros días.

kingrichard08rv1La reconstrucción del rostro del rey, sin embargo, no aparenta ser la de un desalmado asesino, sino más bien la de un tipo bonachón que bien podría quedarse con sus sobrinos una tarde cualquiera.

En 1951 la novelista Josephine Tey, nombre de pluma de la escocesa Elizabeth Mackintosh, publicó la novela histórico-policíaca La hija del tiempo sobre un detective del Scotland Yard, Alan Grant, quien hospitalizado y en proceso de recuperación después de un grave accidente, muy aburrido por contemplar el techo de su habitación y ávido de encontrar un entretenimiento para pasar los largos días de tedio que le esperan, encuentra un motivo para aplicar sus habilidades investigativas al recibir una postal de Ricardo III tomada de la colección pictórica de la Galería Nacional. Su objetivo será demostrar si ese rey fue efectivamente el monstruo que cometió el abominable crimen. Los esqueletos de dos jovencitos, los llamados príncipes de la Torre de Londres, fueron localizados en 1674, enterrados en una escalinata y se considera que eran los hijos de Eduardo IV.

images

Con ayuda de un joven investigador norteamericano quien puede hacer la búsqueda bibliográfica y la consulta de fuentes primarias en el Museo Británico, Grant empieza a preguntarse las cuestiones fundamentales del quehacer historiográfico: ¿qué tan fidedignos son los testimonios de un acontecimiento? ¿cómo se construye la “verdad” histórica?¿cómo se vivió el hecho por aquellos contemporáneos a lo sucedido? ¿coinciden las versiones con la historia “oficial”? ¿a quién beneficia esa “verdad”?

Esta novela, además de muy entretenida y con un tema que hoy vuelve a ser actualidad, es prácticamente un manual de metodología de la investigación histórica. El oficio de historiador tiene mucho en común con el trabajo del detective: seguir las pistas, cuestionarse sobre su validez, entender el trasfondo de la información, contrastar la versión oficializada con otras interpretaciones, reconstruir el contexto y el hecho. Y en las universidades británicas, se utiliza para ejemplificar que mucho de la narrativa historiográfica es un asunto de interpretación.

La hija del tiempo está considerada como una de las mejores novelas policíacas de todos los tiempos y fue nuevamente publicada en el 2012. Con los hallazgos de Leicester será nuevamente un éxito.

Por cierto, la desaparición de los últimos herederos al trono de la dinastía Plantagenet benefició a Enrique Tudor quien fue coronado rey de Inglaterra en 1485. Éste fue el padre de Enrique VIII y abuelo de Elizabeth I.

XXII Feria Internacional del Libro

Las actividades culturales, presentaciones de libros y espectáculos programados se pueden consultar en: XXII Feria Internacional del Libro

Presentación del libro Betibú de Claudia Piñeiro en MARCO

La esposa del tigre

Téa Obreht.

España: Random House Mondadori, 2011.

Téa Obreht, joven escritora de origen serbio, publicó ésta muy aclamada primera novela en 2011. Nació en 1985 en la entonces Yugoslavia, que seis años más tarde se desgarraría en la llamada “guerra de los Balcanes” y llegó con su madre y sus abuelos a los Estados Unidos en 1997 huyendo de la violencia.

Su libro trata de la intensa relación entre una joven doctora, Natalia Stefanović, y su abuelo, compartiendo ambos la admiración por los tigres del zoológico citadino. El relato de qué sucede con esos felinos en distintas épocas del siglo XX tiene como trasfondo la violencia y las muertes tanto en la infancia del abuelo durante la Segunda Guerra Mundial como en la adultez de Natalia y la guerra entre Serbia, Croacia y Bosnia-Herzegovina de los años 1990.

La autora ubica los acontecimientos en sitios ficticios aunque el lector sabe que suceden en la antigua Yugoslavia. Es inútil que se recurra al mapa y solamente algunas pistas sugieren que podrían ser la devastada ciudad de Mostar, el santuario de Medjugorje o la capital de Serbia, Belgrado. De esta manera, podemos comprender que la tragedia de la guerra y el fraticidio no tienen fronteras ni son experiencias exclusivas de uno solo de los bandos.

La novela tiene dos niveles de desarrollo, lo histórico en un tiempo real, cuando Natalia y su colega Zora cruzan la frontera para llevar ayuda humanitaria a un orfelinato en un pequeño poblado en la costa, enterándose la protagonista de la reciente muerte de su abuelo en un pueblo cercano.

A esta trama central se incorporan distintos personajes que recuerdan los cuentos orientales: una historia contenida en otra, como si se tratara de las matrushkas rusas o de los cuentos de las Mil y Una Noches.

Recreando la vida del abuelo se van entretejiendo relatos populares, como el del hombre inmortal o el de la joven sordomuda señalada como la esposa del tigre. Con estas distintas historias la autora plantea qué es lo que da sentido a una identidad cultural y si ésta se transforma cuando cambian las fronteras.

La esposa del tigre, descubre el lector, no es un cuento para niños, aunque el abuelo cuide como su tesoro más valioso el Libro de la Selva de Rudyard Kipling. Este es un libro complejo con sus distintos niveles de relato, destacando finalmente que aún en medio de la violencia y la guerra se puede conservar la decencia y la compasión.

[El libro se puede conseguir a través de Amazon]